María Alejandra Buchelli

Juana

María Alejandra Buchelli

Colombia


alejandrabuchelli@gmail.com

Alejandra se encuentra en el octavo semestre de Comunicación Audiovisual y Multimedial. Se ha desempeñado como realizadora del programa La Última Vocal de la Universidad de Antioquia. Ha realizado dos cortometrajes Clarita de Papel y El Miedo a la Gallina.

Sinopsis

Sara, una niña extrovertida y aventurera de 12 años, visita a su abuelo Rafael en la casa de retiro donde éste vive. Todo parece ser un fin de semana de juego y diversión, pero Rafael sufre un infarto cardiáco y, en medio de su convalecencia, menciona el nombre “Juana”. Preocupada por la salud de su abuelo y con el objetivo de que éste se mejore, la niña inicia una búsqueda para descubrir la identidad tras ese nombre.

Lo primero que Sara descubre es que detrás de Juana hay toda una historia entre los viejos. Rafael, Bernardo, Inés e Ignacio solían ser amigos en la infancia y, por un problema que nadie parece tener claro, Ignacio despertó un rencor por sus amigos que ha mantenido por cincuenta años y se alejó completamente de ellos. Rafael y los otros han seguido al viejo hostil para averiguar lo que pasó y buscar solucionar el problema.

Al día siguiente del infarto de su abuelo a Sara se le ha acabado el tiempo, pues su chófer ha llegado a recogerla. Inés, a escondidas de todos, se lleva a la niña para su habitación y le explica que todo lo que ha pasado tiene sus raíces en la infancia de los ancianos. El problema es que Ignacio tiene la clave para resolver el misterio de Juana, pues era un secreto que sólo él compartía con Rafael.

Ignacio no le facilita las cosas a Sara, pero ella logra descubrir que la preciosa Juana es un objeto que el viejo esconde en su habitación. La niña, consternada y curiosa, convence a su conductor para que le permita quedarse sin que nadie se entere. Él accede y la pequeña arma un plan con la ayuda de Bernardo e Inés para recuperar a Juana de las manos de Ignacio. Todo va acorde con el plan hasta que él se da cuenta de lo que están tramando y descubre a Sara en su habitación tratando de robarse el estuche donde está el preciado objeto. Ignacio, iracundo, lleva a Sara donde Rafael. Por primera vez todos los viejos se reúnen y empiezan una discusión sobre el pasado, su amistad, y las heridas que nunca sanaron. El altercado lleva a la muerte de Rafael. Ignacio, arrepentido y sintiéndose culpable, abre los ojos a la verdad y se da cuenta de que vivió su vida con un rencor sin sentido. Tratando de evitar que Sara viva con el mismo sentimiento, Ignacio escribe una carta donde le abre su corazón y le pide que acepte su destino y que, sin reprochar, busque la felicidad. Sara, conmovida, en un acto de nobleza envía las cenizas de su abuelo a la casa de retiro para que esté siempre con sus amigos.